Historia

El ministerio Mensaje de Paz nació en el mes de junio de 1979 con su primera edición, llamada Mensaje de Paz, ofreciendo un mensaje de salvación a los obreros españoles que en aquella época trabajaban en las obras de construcción en Suiza. Muy pronto los primeros ejemplares cruzaron el océano y diez años más tarde, de los 10.000 ejemplares que se imprimían mensualmente, la mayor parte se enviaba desde Suiza a América Latina.

En poco tiempo la publicación Mensaje de Paz recibió el aprecio de un número siempre creciente de iglesias, y la conciencia de una vocación interdenominacional se fue formando. La colaboración de escritores procedentes de distintos países hispanohablantes constituyó un elemento muy importante en su desarrollo. La publicación tiene tres secciones principales: evangelismo, edificación y juventud. Se destina ma­yormente a los creyentes y también a inconversos con el fin de evangelismo personal.

En vista del hecho de que la mayoría de la población de los países latinoamericanos es menor de edad, el ministerio Mensaje de Paz decidió en el año 2004 publicar una pequeña revista llamada Rescatados; en septiembre del mismo año salió el primer número. Al principio esta publicación sólo apareció cada tres meses, en el año 2007 cambiamos a un intervalo bimestral.

Otro gran cambió se realizó a partir de la edición de julio de 2009, cuando salió el primer número en color y en un formato más adaptado a los niños. Las secciones principales son la de los testimonios y experiencias, la historia bíblica, la aplicación, la historieta del Chamaco y sus amigos, y la sección educativa.

Muchos niños conocen esta revista como “El Choclito”, ya que el personaje que siempre aparece, es un pequeño choclito que lleva con sus comentarios y explicaciones por cada edición.

Actualmente, el ministerio Mensaje de Paz imprime en cinco puntos del globo, es decir, en Bolivia, Perú, Chile, Paraguay y en Suiza. El tiraje total tanto de la publicación Mensaje de Paz como de Rescatados está cerca de los 70.000 ejemplares de cada uno.

Además de nuestras publicaciones principales arriba descritas, tenemos un surtido de folletos evangelísticos y una serie de libritos, que ayudan a encontrar el camino bíblico acerca de diferentes temáticas de la vida cotidiana.